BURGOS - SANIDAD
Martes, 15 de Septiembre de 2020

El alcalde de Sotillo de la Ribera (Burgos) considera “razonable” el confinamiento dado el elevado número de contagios

ICAL - Manuel Callejo asegura que era algo que “se veía venir” y resalta que ya hay vecinos que llevan dos semanas aislados en sus casas

El alcalde de Sotillo de la Ribera (Burgos), Manuel Callejo, calificó de “razonable” la decisión anunciada hoy por la Consejería de Sanidad de la Junta de confinar la localidad durante 14 días ante el elevado número de casos y la sospecha de transmisión comunitaria del COVID-19.

Callejo, que en declaraciones a Ical recalcó que era algo que “se veía venir” tras los 48 positivos detectados en lo que va de mes en una población que en estos días ronda los 430 habitantes, también apuntó que en este caso “pagarán justos por pecadores, dado que este confinamiento nos llega cuando muchos vecinos llevan aislados en su domicilios casi dos semanas”. “No hay ningún problema, pero creo que es una decisión que se debería haber tomado antes”, sentenció.

A su vez, el regidor de este municipio, perteneciente a una candidatura independiente, explicó que en todo momento ha mantenido un diálogo fluido con la Junta de Castilla y León a través del delegado en Burgos, Roberto Saiz Alonso, y que esta misma mañana también pudo conversar con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, antes de que hiciera público el confinamiento de Sotillo de la Ribera y también el de Pesquera de Duero (Valladolid).

La consejera explicó que se realiza un “seguimiento exhaustivo” de los temporeros en una zona en la que ahora se realiza la vendimia y aseguró que, con esas medidas, no será necesario suspender la recolecta de la uva, pese a que las entradas y salidas de ambos municipios quedan limitadas.

Durante catorce días se limitan salvo causas justificadas las entradas y salidas en ambos municipios, se restringe la concentración de más de diez personas, se puede cruzar por los pueblos pero no detenerse y se cierran peñas y lugares de ocio.