SORIA - SANIDAD
Martes, 20 de Octubre de 2020

Alcaldes de los 9 municipios afectados por la pérdida de médicos y el PSOE piden una reunión urgente al presidente de la Junta para abordar una solución urgente

ICAL - Nueve médicos de familia que ejercen en la provincia deberá ocupar el viernes su plaza definitiva, lo que provocará que localidades como Covaleda o Berlanga se queden sin médico de familia

Los alcaldes de las localidades afectadas por la pérdida de los nueve médicos en la provincia y los tres procuradores socialistas requirieron hoy la convocatoria de una reunión “urgente” con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para intentar buscar una solución antes del viernes a la marcha de estos profesionales. Ese día, y tras aprobar una oposición en 2018,  estos médicos de familia tendrán que dejar su plaza en Soria y marcharse a su nuevo destino. 

Los primeros ediles de Almazán, Berlanga de Duero, Covaleda, Navaleno, Almazán, San Leonardo y Soria se desplazarán mañana a Valladolid, a la sede del Parlamento autonómico, coincidiendo que se celebra Pleno autonómico para trasladar al presidente del Gobierno regional su petición de reunión y una carta. 

El secretario general del PSOE, Luis Rey, y los alcaldes Jesús Cedazo, Jesús Barcones, José Llorente, Alberto Abad, Mariano Hernández, Raúl de Pablo , Belinda Peñalba y Carlos Martínez sostuvieron en la carta que “se hace más necesario que nunca, que con los peores datos de la pandemia en los últimos días en Castilla y León, la Junta permita quedarse en sus plazas de Soria a los nueve médicos afectados”. 

“No podemos permitir que ante una crisis sanitaria de tal magnitud que asola nuestros centros sanitarios, veamos cómo parte de nuestro capital humano es obligado a abandonar la provincia”, destacaron en la carta.

En la misiva se recuerda también que, desde el año 2016, Soria perdió un total de 20 licenciados Especialistas en Atención Primaria, 17 licenciados Especialistas en Medicina Familiar y tres especialistas en Pediatría. 

Además, desde 2011 la Junta dejó de convocar 26 plazas de Médico Interno Residente (MIR) de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria y tampoco reforzó el servicio, ya que el 75 por ciento de los contratos a médicos de atención primaria no superaron los tres días por lo que el servicio no se vio debidamente reforzado. 

El secretario provincial del PSOE, Luis Rey, se reunió con los nueve médicos afectados que han vuelto a reiterar el compromiso adquirido por el Gerente Regional de Salud de mantener sus comisiones de servicio en la provincia de Soria.

Drama en la sanidad soriana

Para Luis Rey la situación que se perfila a partir del viernes es “dramática” ante el temor de que tras la pérdida de estos nueve profesionales no se recuperen, debido, a que, por un lado no hay bolsa de médicos y, por otro, que el 60 por ciento de los facultativos que ejercen en la provincia tienen más de 55 y por tanto, se jubilarán en los próximos años.

“Esta situación es un paso más para el desmantelamiento de la sanidad porque lamentablemente Soria no es un destino deseado si no se dan condiciones atractivas para los profesionales”, advirtió.

En referencia a las visitas que realizaron tanto el presidente de la Junta de Castilla y León como el vicepresidente, Francisco Igea a la ciudad, el secretario de los socialista significó que es “muy fácil” venir a Soria para hablar de despoblación, pero hay que hacerlo también para reforzar la sanidad ya que es otra manera de mantener la población en el mundo rural . “Si no se prestan los servicios básicos como la sanidad, se marchará la gente de nuestros pueblos”, exhortó.

Asimismo, reclamó a la Junta “una solución legal” para resolver la falta de médicos en la provincia, y añadió que no pretenden confrontar con ninguna provincia que también reclame una sanidad mejorada pero que no sea a costa de Soria. 

Los médicos que el próximo viernes deberán ocupar su plaza definitiva, ya que en Soria prestaban servicio bajo la modalidad de comisión de servicios, trasladaron la posibilidad de pedir una excedencia, lo que provocaría que ni se ocupen sus plazas en otras provincias ni sus actuales en Soria. 

Luis Rey destacó que esta situación también provoca “dramas personales”, porque algunos médicos que deberán abandonar Soria llevan más de 20 años trabajando en la provincia y tienen edades avanzadas.

El PSOE cree que los médicos tienen “argumentos más que suficientes” para que el Gobierno autonómico tome una decisión acertada lo antes posible para que estos profesionales se queden en territorio soriano.