VALLADOLID - SANIDAD
Domingo, 24 de Enero de 2021

Csif Valladolid denuncia la escasez de enfermeros para afrontar la vacunación de los casi 37.000 mayores de 80 años

ICAL - El sindicato señala que los centros de salud de la provincia cuentan con un 14,3% menos de profesionales en los últimos cinco años

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) de Valladolid trasladó su preocupación por la escasez de personal de enfermería en Atención Primaria, para afrontar la siguiente fase de vacunación del COVID-19, que inicialmente supondrá administrar la primera dosis de la vacuna a 36.874 mayores de 80 años en la provincia de Valladolid. Es decir, un total de 73.748 dosis en total para la vacunación completa a este colectivo).

Ante la urgencia de controlar y reducir la pandemia, el sindicato reconoció que el ritmo de vacunación es "excesivamente lento" por diversos factores como la reducción de dosis suministradas en la Comunidad. Pero una vez que se consiga un ritmo de suministro adecuado, Csif advirtió que la falta de enfermeros frenará la cadencia para alcanzar un proceso de vacunación ágil en los centros de Atención Primaria. Una labor que se suma a la realización de test de antígenos, PCR y los cribados masivos,  

La central sindical recordó que en el periodo comprendido entre 2010 y 2015, el sistema sanitario público contaba en Valladolid con unas 510 enfermeros en Atención Primaria, mientras que 2020 comenzó el año con tan solo 437 enfermeros, repartidos en los 41 centros de salud repartidos por la capital y la provincia. Es decir, los centros de salud de la provincia cuentan con un 14,3 por ciento menos de profesionales en los últimos cinco años.  

Un comunicado de Csif señaló que las gerencias de Atención Primaria de las áreas este y oeste de Valladolid reconocen que, en este momento, la bolsa de trabajo de enfermeros está agotada. "El incremento de la carga de trabajo debe hacer reflexionar a la Junta de Castilla y León, para incrementar las plantillas profesionales de enfermería, y llevar a cabo eficientemente la tarea de vacunación, que continuará aún muchos meses", sentenció

En Valladolid, de las 521.100 tarjetas sanitarias existentes en la provincia, el 25 por ciento (117.800) corresponde a mayores de 65 años. De estas últimas, 36.900 corresponden a personas de 80 años o más. Esto supone 235.600 dosis para inyectar la vacuna del COVID-19 a los mayores de 65 años.