VALLADOLID - SANIDAD
Martes, 20 de Octubre de 2020

UGT pide que las empresas de Castilla y León se impliquen en la prevención de los trastornos músculo esqueléticos

ICAL - El sindicato recalca que son “la primera causa de baja laboral”

UGT pidió hoy a las empresas de Castilla y León que se impliquen en la prevención de los trastornos músculo esqueléticos, ya que estas dolencias son, según apuntan, “la primera causa de baja laboral”. Así lo apuntan tras recordar que estos días se celebra la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, en cuyo seno se enmarca la campaña ‘Trabajos saludables’, que promueve la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.

En esta ocasión el lema de esta campaña que se desarrolla de 2020 a 2022 es ‘Trabajos saludables. Relajemos las cargas’, centrándose en la prevención de los Trastornos Musculo Esqueléticos de origen laboral. Según apuntan, millones de trabajadores en toda Europa padecen trastornos músculo esqueléticos relacionados con el trabajo (TME). 

Aproximadamente tres de cada cinco trabajadores de la Unión Europea manifiestan sufrirlos, según los datos de la sexta Encuesta Europea sobre las condiciones de trabajo.UGT considera un acierto la elección del tema de la campaña, ya que los TME de origen laboral pueden deteriorar la calidad de vida y la capacidad laboral de los trabajadores, y constituyen una de las causas más comunes de discapacidad, baja por enfermedad y jubilación anticipada.

En Castilla y León (de acuerdo al diagnóstico emitido por el médico en el parte de baja médica) predominan los accidentes de trabajo que tienen que ver con trastornos músculoesqueléticos. En el cómputo global, la distribución muestra como categoría con mayor número de casos la de ‘Dislocaciones, esguinces y torceduras’, con un 47,3 por ciento de los accidentes en jornada. Estos accidentes afectan fundamentalmente a las extremidades superiores (39 por ciento), seguidos de los que afectan a las extremidades inferiores (28,5 por ciento) y los que afectan a la espalda, incluida la columna y las vértebras dorsolumbares (16 por ciento). 

Por otro lado, como ya es habitual desde que tenemos registro de las enfermedades profesionales, la mayor parte corresponden a diagnósticos de trastornos musculo-esqueléticos. En 2019 los casos declarados de este grupo ascienden hasta 419, que suponen un 73 por ciento de las enfermedades profesionales con baja declaradas. “Estos datos no son suficientes por la infradeclaración que existe de las enfermedades profesionales”, advierten desde UGT en un comunicado recogido por Ical.