SANIDAD
Miércoles, 6 de Septiembre de 2017

Unanimidad de los grupos para mejorar los medios personales e inversiones en la sanidad pública

ICAL - La moción de IU se aprueba con una enmienda del PP, en la que se incluye la firma del convenio con el Hospital Tres Mares de Reinosa

El pleno de las Cortes aprobó hoy, por unanimidad, una moción de IU para la mejora en su conjunto de la Sanidad pública de Castilla y León, con la inclusión de una enmienda de sustitución del PP, que José Sarrión asumió por responsabilidad, pese a considerar que era “insuficiente”.



En su moción de 25 puntos, José Sarrión argumentó que están inspirados en las demandas de las plataformas a favor de la sanidad pública y que no son peticiones de la “movilización social”, no sólo de IU. Entre ellas, destaca un paquete de mejora del personal, de las inversiones, la firma del acuerdo con Cantabria, el estudio del Plan Perycles de las listas de espera, el rescate del HUBU o el aumento de centros en los con pediatría de urgencia en el ámbito rural.



El resto de los grupos de la oposición compartió el diagnóstico y las peticiones de IU y expresaron el respaldo a todos los puntos de la misma, mientras que la 'popular' Marta Maroto rechazó que existan recortes, aseveración que tuvo una critica de Sarrión por la falta de autocrítica pero asumió la enmienda 'popular' por responsabilidad, aunque estimó que era insuficiente.



La moción aprobada quedó reducida a 12 puntos, relativos a un sistema de concurso específico y ordinario para la provisión de cargos directivos y jefaturas; realizar un estudio del futuro de la Atención Primaria; instar al Gobierno a un pacto por la sanidad, aumentar las plazas MIR, facilitar la movilidad de personal de Sacyl, así como proponer a Cantabria un acuerdo para utilizar el Hospital Tres Mares de Reinosa.



Igualmente, recoge avanzar en las reformas de los centros de salud, analizar con los especialistas la atención pediátrica, en particular, la urgente en el mundo rural, y realizar actuaciones para disminuir las demoras en Atención Primaria y la lista de espera quirúrgica, consultas extrnas y pruebas diagnósticas, entre otras.



En su intervención, la popular Marta Maroto, que reconoció carencias y las exigencias de los usuarios, rechazó que se hable de recortes cuando los recursos son superiores en un 72 por ciento al año 2002 cuando se asumió la transparencia y pidió que “se deje de engañar con la repetida palabra de recortes”. “No hay recortes, sino sentido común”, zanjó.



Maroto, que ofreció resumir todos los puntos en una enmienda de sustitución, afirmó que Sarrión “se queda sin argumentos” al plantear su critica en casos concretos cuando la sanidad de Castilla y León es la quinta mejor de España y pidió que se dejen “los alarmismos” para defender una asistencia sanitaria entre todos.



Un apoyo total al texto concedió Podemos, a través de la parlamentaria Isabel Muñoz, que se mostró en contra de las privatizaciones, del copago, de los contratos precarios para “evitar que los profesionales salgan huyendo” y a favor de la sanidad pública.



También, Mercedes Martín (PSOE) respaldó la moción al coincidir con el diagnóstico y con todas las peticiones formuladas y afeó al PP que no aprobara la propuesta socialista de blindar por ley los plazos de la listas de espera. “Nadie duda que ha sido el PP el plus de riesgo y de la demolición controlada de la sanidad pública, que queremos recuperar”, concluyó.



El procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel coincidió con aspectos generales de la moción, como la falta de transparencia del Sacyl, pero ofreció un respaldo parcial al pedir una votación por separado para cuatro de los puntos, si bien en aras al consenso votó el texto acordado por IU y PP.