Miriam Chacón /ICAL - El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
VALLADOLID - SANIDAD
Jueves, 16 de Septiembre de 2021

(Ampliación) Consejo- Igea apuesta por aunar la vacunación de la gripe y la tercera dosis por cuestiones logísticas y por el “bienestar ciudadano”

ICAL - El vicepresidente urge solucionar el aumento de especialistas y no de licenciados en medicina sin formación

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, consideró hoy que sería “ideal” poder aunar la vacunación estacional de la gripe con la tercera dosis a los grupos correspondientes por ahorrar en cuestiones logísticas pero, sobre todo, por el “bienestar ciudadano”. “Es mucho más fácil hacerlo de una vez que de dos veces”, sostuvo Igea, quien prefirió analizar los estudios al respecto y de que el Ministerio de Sanidad dé una indicación.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, explicó que si no “hay problemas de suministro”, ambas empezarán a principios de octubre, tal y como remarcó este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

El proyecto de reordenación de la Atención Primaria, presentado el lunes por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, contará con unos 1.500 profesionales más. La adaptación a las circunstancias “extraordinarias”, de las que habló el vicepresidente, permitirán el “refuerzo” de la asistencia tras las jubilaciones de los próximos cinco años. Se perderán 1.031 plazas de Atención Primaria y se formarán 674 residentes. En la convocatoria de 2022 se solicitaron 691 plazas y en 2018 se formaron 454, con lo que se registró un incremento mayor al 50 por ciento. La Junta solicita aún 61 plazas más (aún no autorizadas) para poder formar 35 especialistas, 22 médicos de familia y cuatro enfermeras. 

“Queremos ir al tope de nuestra capacidad formativa, pero aún yendo al tope, la demografía de nuestros profesionales es la que es. Es ineludible tomar decisiones de relajación y actuamos de acuerdo a nuestros recursos para ofrecer la mejor atención sanitaria posible”, defendió.

Para concluir, respecto a la capacidad formativa de facultativos sanitarios, rechazó la posibilidad de crear una facultad de medicina en la Universidad de León, un antiguo anhelo de la entidad. Igea recordó que la falta de médicos no tiene solo que ver con la capacidad de formar estudiantes, sino “de formar especialistas”. “Mientras tengamos una bolsa de licenciados sin formación, no hacemos nada si no le damos salida mediante formación especializada”, sostuvo.

Por otra parte, el vicepresidente lamentó que esa capacidad de formación “no se ve reflejada posteriormente en el número de médicos con origen en la Comunidad”, algo que achacó a los desequilibrios de la prueba de acceso a la universidad, la EBAU, y pidió un examen nacional único porque el actual modelo “perjudica de forma muy notable” a Castilla y León, dado que a la Comunidad llegan estudiantes de Medicina de otras autonomías y a la larga “tenemos menos médicos disponibles, porque la inmensa mayoría quiere volver a su tierra”. “Este es otro de los problemas de la falta de médicos”, sostuvo Igea.