PALENCIA - SANIDAD
Viernes, 5 de Julio de 2024

El consejero de Sanidad exige al Gobierno de España que flexibilice las condiciones para poder contar con más psicólogos y psiquiatras

ICAL - Alejandro Vázquez reconoce que la salud mental "es un reto" y recuerda que Castilla y León contará con una estrategia especial para abordarla

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, exigió hoy al Gobierno de España que flexibilice las condiciones de acreditación para poder formar a más psicólogos y psiquiatras, ya que considera que el hándicap al que se enfrenta la Junta a la hora de reforzar los servicios de salud mental de la Comunidad es la falta de profesionales.

En ese sentido, el Consejero explicó que la contratación de más sanitarios se escapa de las competencias de la Junta y que debe ser el Gobierno de España el que actúe y permita formar a más psicólogos y psiquiatras clínicos para atender a la población.

Vázquez lamentó que el ejecutivo de Pedro Sánchez esté ignorando sus demandas. “Si se flexibilizaran las condiciones tal y como hemos pedido al Ministerio de Sanidad, podríamos formar a más profesionales pero obtenemos la callada por respuesta”, lamentó Vázquez al tiempo que aprovechó para volver a pedir al Gobierno “que haga uso de sus competencias y dote de profesionales al sistema sanitario español”.

Asimismo, el Consejero reconoció hoy en Palencia que la salud mental es “un reto” que debe ser afrontado por el conjunto de las administraciones y recordó que Castilla y León contará con una Estrategia de Salud Mental volcada en la atención a los niños y jóvenes, los mayores y las personas vulnerables en la que hace incidencia en la prevención y en una asistencia "con más calidad, equidad y humanidad".

El titular de Sanidad quiso poner el valor el trabajo de la Junta para cuidar la salud mental de la población infantojuvenil ya que es un aspecto que preocupa al ejecutivo regional. En este sentido, Vázquez recordó que la Comunidad contará con dos nuevos dispositivos de referencia regional para casos complejos en las provincias de León y Salamanca y se ampliarán las unidades de hospitalización transformando un recurso preexistente en Burgos. 

Junto a los hospitales de día en Salamanca, León y Burgos se pondrá en marcha un proyecto de hospitalización a domicilio en Valladolid buscando reducir más de un 40 por ciento los ingresos de niños y jóvenes y se ampliará la red de prevención de conductas suicidas.