Susana Martín /ICAL - Traslado de enfermos al nuevo hospital de Salamanca
SALAMANCA - SANIDAD
Martes, 14 de Septiembre de 2021

Cuarto de hora para llegar al Hospital del siglo XXI

J.M.A. - El traslado de pacientes y servicios entre el viejo edificio Virgen de la Vega y el nuevo Hospital Clínico Universitario de Salamanca se prolongará durante toda la semana

Unos 450 metros separan la puerta de ambulancias del viejo edificio Virgen de la Vega de la entrada de Urgencias del nuevo Hospital Clínico Universitario de Salamanca. Apenas medio kilómetro. Un breve paseo por el bulevar de San Vicente hasta la glorieta de los Sanitarios, de reciente construcción, que gestiona el tráfico hacia la Vaguada y hacia el paseo de la Transición Española, la última incorporación al callejero de la capital del Tormes, que lo contempla todo a apenas unos metros de distancia. Un cuarto de hora es el tiempo aproximado que transcurre desde que un paciente ingresado en una cama del Vega culmina su periplo hasta acomodarse en la que será su nueva habitación en el Hospital del siglo XXI. 

El personal del Causa trabaja, sin prisa pero sin pausa, para finalizar cuanto antes el traslado de servicios entre ambos inmuebles. “Trabajamos con personas, y que además están en un estado delicado, así que toma su tiempo”, comentan a Ical fuentes hospitalarias. Aún restan 48 horas para que las urgencias del Vega dejen de asumir pacientes, pero los nuevos ingresos de los servicios ya trasladados se deberán hacer directamente en el nuevo Hospital. Hoy martes es el turno para los pacientes de traumatología, neurocirugía y urología. La cadencia permite asegurar el viaje de unos cuatro pacientes por hora, así que la previsión al final del día señala entre 30 y 40 usuarios trasladados.

Si bien el operativo municipal, impulsado por el Ayuntamiento de Salamanca, arrancó a las nueve de la mañana, no fue hasta una hora más tarde, sobre las diez, cuando comenzó el movimiento de ambulancias entre uno y otro edificio. Las lluvias caídas durante el alba este martes no supusieron ningún contratiempo, a pesar de su intensidad, según fuentes a pie de ambulancia. El servicio especial de regulación del tráfico de la Policía Local permite un espacio de tres vehículos en la pasarela de consultas del Vega para que, en un periodo máximo de diez minutos, se pueda bajar a pacientes para intervenciones quirúrgicas. A su vez, contempla una rueda de evacuación en el paseo de San Vicente, antes de la glorieta de los Sanitarios.

Un equipo médico, formado por un facultativo, enfermeras y tcaes despide a los pacientes en el Vega y otro, con la misma formación, los recibe en el nuevo edificio para garantizar que no haya ningún problema médico durante el trayecto. De hecho, ambos lados del paseo manejan un documento ‘checklist’ con todos los detalles de cada paciente, incluida la medicación que tienen pautada y su historia médica. Hoy se espera el traslado de dos o tres pacientes de UVI, quienes viajan en la misma cama en la que permanecen ingresados. No así el resto de pacientes que son acomodados a una camilla para el trayecto en ambulancia.  

Además, en el nuevo hospital se espera la incorporación este martes de un nuevo quirófano, el de urología, que podría realizar dos o tres intervenciones diarias, según las estimaciones del personal. Ya este lunes, según informó el Causa, se produjo la primera operación del nuevo Hospital. Fue una mujer mayor a la que realizaron una intervención en el túnel carpiano y que se fue, por su propio pie, predicando lo “encantada” que estaba de haber estrenado el bloque quirúrgico y también, según aseguró, con el trato del recibido por parte del personal sanitario.