LEÓN - SANIDAD
Martes, 20 de Julio de 2021

El gerente del Caule desmiente un posible cierre o privatización de la Unidad de Cuidados Paliativos del Monte San Isidro

ICAL - Son supuestos apuntados por formaciones políticas y sindicatos

El director gerente del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule), Alfonso Suárez, desmiente los anuncios hechos por varias organizaciones sobre el posible cierre de parte de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Monte San Isidro. 

“Quiero hacer hincapié en que no se ha iniciado el cierre de la Unidad, ni se cerrará. Es justo lo contrario, en línea con la ley de Derechos y Garantías al final de la vida, potenciaremos las Unidades de Cuidados Paliativos y la Atención Domiciliaria”, señala en un comunicado en el que apunta que hay que tener presente que la Unidad del Monte San Isidro atiende a pacientes que precisan cuidados paliativos oncológicos, “pero no debemos olvidar que hay muchos pacientes que necesitan de los mismos cuidados por otro tipo de enfermedades y se atienden en las diferentes unidades de hospitalización o en sus domicilios”.

“Nunca ha estado en los planes de la Dirección Gerencia externalizar los cuidados paliativos, ni por supuesto cerrarlo; se trata de una noticia absolutamente falsa. La Unidad no ha parado nunca durante toda la pandemia, si bien es cierto, al igual que otras muchas áreas, en momentos puntuales tuvieron que acoger pacientes con patologías distintas a las que tratan habitualmente”, explica.

Respecto a una supuesta “privatización encubierta”, afirma que dicha aseveración crea “una alarma social sin fundamento alguno” y detalla que desde el año 2019 hasta hoy el número de pacientes derivados al Hospital San Juan de Dios y Nuestra Señora de la Regla, ha disminuido hasta el 43 y 97 por ciento, respectivamente.

“Es una lástima que se hable de falta de previsión de la Junta y escasa inversión, cuando durante estos dos años se han incrementado tanto los equipos de alta tecnología como los recursos materiales”, subraya y añade que, comparando julio de hace años con el actual, se ha crecido en recursos humanos un tres por ciento.

En la planta que se encuentra cerrada en el Monte San Isidro, matiza, se realizan reformas como cambios de tuberías para prevención de infecciones, preparación de instalaciones para incorporar las desinfecta-cuñas, reparaciones varias y pintura, revisión de sanitarios y otras obras que, “sin duda alguna, beneficiarán a los pacientes que allí ingresen”.