VALLADOLID - SANIDAD
Sábado, 3 de Febrero de 2024

Una herramienta de farmacogenética basada en inteligencia artificial permitirá racionalizar y afinar la prescripción en pacientes crónicos

S. Calleja - Sacyl arranca el proyecto, que cuenta con una financiación de 2,3 millones, con la contratación del desarrollo e implantación clínica de la solución digital que será sistemática y global

La Gerencia Regional de Salud se ha embarcado en un nuevo sistema de orientación farmacogenética de la mano de la inteligencia artificial, con el que pretende aplicar de manera sistemática la medicina personalizada de precisión a la prescripción farmacéutica en pacientes crónicos. La base es su modelo propio de innovación internacional ‘Five Step Precision Medicine 5SPM’ para la racionalización de las prescripciones terapéuticas, impulsado por la doctora María Isidoro García, jefa del Servicio de Bioquímica Clínica del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, que ha demostrado en sus 15 años de recorrido que, frente al abordaje clásico, la adaptación del tratamiento médico a las características individuales del paciente arroja importantes resultados en salud y calidad de vida, así como en ahorro de recursos para el sistema.

La farmacogenética estudia las variaciones génicas que determinan la respuesta a los fármacos y supone un pilar fundamental en la medicina personalizada de precisión, que está considerada una prioridad nacional y un elemento de posicionamiento diferencial de las grandes economías mundiales.

La predicción de la respuesta a un determinado tratamiento supone una ventaja diferencial al permitir aplicar intervenciones preventivas o terapéuticas, y dirigir la prescripción hacia tratamientos más idóneos. Este cambio de paradigma implica estrategias más eficaces y seguras y aporta soluciones que contribuyen a garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario.

En este escenario se enmarca el proyecto de Sacyl para mejorar el seguimiento y la asistencia de los pacientes con enfermedades crónicas, que se centra en el desarrollo e implantación clínica de una solución digital global, y no parcial como hasta el momento.

La herramienta funcionará en línea y en tiempo real, inicialmente en el ámbito de Atención Especializada y posteriormente, en el de Primaria. El sistema permitirá la integración de la información de los procesos anteriores en la historia clínica electrónica para que la puedan usar todos los facultativos implicados en su asistencia, y se establecerá una sistemática de alertas que permita identificar al facultativo la situación de riesgo en el momento en el que se detecte un problema en la prescripción.

Abordaje personalizado

Se estima que la mitad de los mayores de 65 años tienen prescritos al menos cinco fármacos y el 18 por ciento, diez fármacos o más, lo que incrementa las visitas a los servicios de urgencias, las pruebas diagnósticas y la estancia hospitalaria y, por ende, aumenta el gasto sanitario. “Este escenario pone de manifiesto la necesidad de un abordaje personalizado de precisión”, precisa la memoria del proyecto a la que ha tenido acceso Ical, y que indica que con este paso se busca no sólo incrementar la seguridad de los pacientes polimedicados al disminuir el riesgo de efectos adversos; sino también incrementar la eficacia farmacológica al centrar la prescripción en la medicación más indicada, al retirar aquellos fármacos que por interacción metabólica limitan el mecanismo de acción del resto de la medicación; disminuir el gasto farmacéutico asociado a prescripción innecesaria; y rebajar el gasto sanitario asociado a las consecuencias de los efectos adversos, tanto consultas en Atención Primaria, como en Especializada, visitas a urgencias e ingresos hospitalarios.

El proyecto cuenta con una financiación de 2,3 millones de euros, dentro del PLAN 5P del Sistema Nacional de Salud, con el que se quiere actualizar y ampliar la infraestructura de los centros sanitarios para la consolidación de la medicina del futuro, de modo que se puedan adaptar de manera individualizada las actuaciones terapéuticas o preventivas.

La cuantía procede de los fondos por las compensaciones monetarias derivadas del convenio con Farmaindustria, cuyo objetivo se centra en mejorar la eficiencia y sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud; en buscar la excelencia y la eficiencia en la utilización de los recursos científicos disponibles para una medicina más innovadora, segura, eficiente, de precisión, personalizada, predictiva, preventiva, participativa y poblacional (5P).

El desarrollo puede prolongarse hasta el año 2025 incluido, y para su arranque la Gerencia Regional de Salud ha sacado a licitación, por procedimiento abierto y ordinario, el servicio de análisis, diseño y desarrollo del sistema de orientación, con un presupuesto base de licitación de 662.532,50 euros, sin IVA, y un plazo de ejecución de 17 meses.

El modelo 5SPM

El modelo sobre el que se basa el proyecto, el ‘Five Step Precision Medicine 5SPM’ de Sacyl, está reconocido internacionalmente. Parte de la recogida de datos clínicos, epidemiológicos y terapéuticos de los pacientes, codificado, en especial, la medicación prescrita e información específica sobre efectos adversos y respuesta. En la segunda fase se centra en el análisis teórico de interacciones y vías de metabolización de los fármacos prescritos mediante consulta de fuentes de información y últimas publicaciones en el área de conocimiento, para pasar a la selección de marcadores farmacogenéticos implicados en la medicación del paciente y genotipado en el laboratorio mediante técnicas moleculares y de alto rendimiento.

La cuarta fase pasa por la adecuación racionalizada de la medicación basada en la información del genotipo y las características del paciente, algo que se realiza de forma multidisciplinar en colaboración con los servicios clínicos que lo solicitan. La quinta fase se centra en la valoración de la intervención y retroalimentación del modelo, mediante la recogida de información sobre la evolución del paciente, lo que permite adaptar el modelo según la respuesta obtenida.