ICAL - Primera intervención realizada por los doctores David Pacheco, Vicente Simó y Jesús Manuel Silva en la Unidad de Obesidad del Hosptial San Juan de Dios
LEÓN - SANIDAD
Miércoles, 15 de Septiembre de 2021

El Hospital San Juan de Dios de León pone en marcha una Unidad de Obesidad

ICAL - Endocrinología, Nutrición, Aparato Digestivo, Psicología Clínica, Psiquiatría y Cirugía Bariátrica integran el servicio

El Hospital San Juan de Dios de León ha puesto en marcha una Unidad de Obesidad para ofrecer a los pacientes con un índice de masa corporal (IMC) alto un tratamiento completo, desde una perspectiva multidisciplinar, que favorezca la pérdida de peso y mejore su calidad de vida a largo plazo.

Endocrinología, Nutrición, Aparato Digestivo, Psicología Clínica, Psiquiatría y Cirugía Bariátrica integran un servicio que, desde una perspectiva multidisciplinar, para atender una patología que es responsable del 80 por ciento de los casos de diabetes melllitus tipo 2, del 35 por ciento de cardiopatías isquémicas y del 55 por ciento de las hipertensiones, además de condicionar el desarrollo de otras afecciones como la apnea del sueño, la infertilidad, la osteoartritis y la dislipemia.

El 58 por ciento de los castellanos y leoneses -señala el centro sanitario- tiene problemas de obesidad, que se concentran en el 21 por ciento, o sobrepeso, según el reciente Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE).

La cirugía bariátrica, junto al cambio de hábitos, tiene éxito en nueve de cada diez personas con obesidad mórbida. De hecho, es un instrumento muy potente que en algunos casos, como la diabetes tipo 2 asociada, puede suponer la remisión de la enfermedad. No obstante, antes de pasar por el quirófano serán sometidos a un estudio muy exhaustivo que toca aspectos psiquiátricos, endocrinos, digestivos y cardiorrespiratorios al objeto de poder determinar si son candidatos. Además, deberán seguir unas instrucciones dietéticas y conductuales para garantizar el éxito de un tratamiento en el que también son de vital importancia la motivación y el compromiso.

“Estaría contraindicada ante la presencia de trastornos psicóticos y bipolares sin tratamiento, depresión severa, consumo de tóxicos, y desórdenes del comportamiento alimentario donde los vómitos y los atracones estén activos“, explica la psiquiatra de la Unidad de Obesidad de San Juan de Dios, Rocío Gómez.

“No se trata de una cirugía estética, sino de un procedimiento encaminado a prevenir o mejorar las complicaciones médicas que pueda ocasionar la obesidad mediante la pérdida de peso mantenida y tratando de preservar la masa muscular y ósea“, señala la endocrinóloga Elena González Arnaiz sin olvidar que la alimentación y el ejercicio son los pilares claves.