VALLADOLID - SANIDAD
Jueves, 4 de Julio de 2024

La lista de espera quirúrgica cae en el segundo trimestre a 104 días con 30.000 pacientes, un 30% menos que al inicio de la legislatura

ICAL - Vázquez insiste en que “todos los consultorios locales están abiertos y la atención presencial está garantizada”

La lista de espera del segundo trimestre del año para ser intervenido quirúgicamente en Castilla y León cae a 104 días y los pacientes a los 30.000, lo que supone 12.000 menos que al inicio de esta legislatura, casi un 30 menos menos. En cuanto a la demora media “es de esperar” que el descenso supere los 40 días con respecto a diciembre de 2021, cuando se situaba en los 144 días, “a falta de validación y consolidación”. Así lo avanzó hoy el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en su comparecencia para para informar sobre el grado de cumplimiento del programa de actuaciones de la Consejería de Sanidad en el ecuador de la legislatura.

“Nos hemos comprometido a reducirlas y mejorarlas”, dijo, para lo que se trabaja en la implementación de un plan de choque basado en la optimización de los medios propios y en el uso responsable de todos aquellos medios a nuestro alcance, propios y ajenos, de los que dispone el sistema sanitario. “Los resultados de la evolución de la lista de espera manifiestan el avance progresivo en el cumplimiento de nuestro compromiso”, sentenció.

Dentro del objetivo de avanzar en la accesibilidad del sistema, el consejero recordó que también se trabaja, en Atención Hospitalaria, en medidas como el desarrollo del programa de desplazamiento de especialistas desde los hospitales de referencia a 38 Centros de Salud y a siete Centros de Especialidades, ubicados en zonas rurales, al tiempo que se están potenciando las Consultas de Alta Resolución (CAR), con un incremento de cerca del 12 por ciento desde el inicio de la legislatura, con un total de casi 274.000 consultas en 2023.

Del mismo modo, se están actualizando los convenios de colaboración con otras comunidades limítrofes. Así, ya se ha renovado el de la Comunidad de Madrid, y se trabaja en los de Castilla-La Mancha y Cantabria y espera la firma del nuevo convenio con el País Vasco, en la fase final de tramitación administrativa.

Atención Primaria

En el ámbito de la Atención Primaria, recordó que se cumple el compromiso de “ mantener y potenciar el modelo de asistencia sanitaria rural” garantizando la atención presencial en todo el territorio, tanto en los 247 centros de salud y los 196 Puntos de Atención Continuada y centros de guardia, como en los más de 3.600 consultorios locales.

“En Castilla y León, los consultorios locales están abiertos y la atención presencial está garantizada, manteniendo como mínimo la frecuentación establecida en la Orden de 15 de abril de 1991, todo ello a pesar de las enormes dificultades que supone la falta de médicos de medicina familiar y comunitaria”, incidió.

También, explicó que se trabaja en medidas para mejorar la accesibilidad a las consultas de Atención Primaria, por ejemplo con el aumento en 170 efectivos el personal de las unidades administrativas de los diversos centros. De forma paralela, se ha diseñado el módulo de atención al ciudadano, de modo que el personal administrativo del centro de salud contacta telefónicamente y en menos de 24 horas con los ciudadanos.

También, se ha mejorado el sistema de cita previa y se ha extendido a todos los centros de salud de ámbito rural y a todos los consultorios locales asociados; se ha reforzado la asistencia telefónica personal para facilitar los trámites de citación a las personas mayores, y se están digitalizando los procedimientos administrativos más habituales y mejorando la Carpeta del Paciente y la App Sacyl Conecta lo que permite realizar trámites administrativos de diversa índole.

Por último, el consejero explicó que en esta legislatura se han conseguido avances importantes en el funcionamiento de la Atención Primaria, que se han traducido en la mejora en los indicadores de funcionamiento. Así, la consulta presencial de medicina familiar y comunitaria se ha incrementado un 23 por ciento (pasando de un 37 por ciento a casi el 60 por ciento en 2023) y la consulta de enfermería un 17 por ciento (en el año 2021 era de 62 por ciento y en 2023 supone el 79 por ciento). 

Del mismo modo, la presión asistencial ha disminuido notablemente en Medicina Familiar y Comunitaria. Así, en el año 2021 se situaba en 32 pacientes por profesional y en diciembre 2023, en 28. En pediatría pasó de 25 a 22 pacientes/por pediatra y en enfermería, de 17 a 15 en 2023.

Además, la demora media para acceder a las consultas de Atención Primaria ha mejorado. A fecha 31 de mayo de 2024, la demora media en Medicina Familiar y Comunitaria era de 1,4 días, y para enfermería de 0,4. Casi el 80 por ciento de los médicos de familia tenían una demora igual o inferior a 2 días, y en enfermería el 95,8 por ciento.