ICAL - El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, visita el nuevo Centro de Salud de Burgohondo.
ÁVILA - SANIDAD
Miércoles, 5 de Mayo de 2021

El nuevo Centro de Salud de Burgohondo, con una inversión de 2,6 millones, atenderá a 7.000 vecinos del Valle del Alberche

ICAL - El presidente de la Junta subraya como prioritario “mejorar la calidad asistencial y proteger la salud” para afrontar la recuperación económica

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acompañado por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, visitó este miércoles el nuevo Centro de Salud de Burgohondo (Ávila), que ha supuesto una inversión de 2.685.581 euros. Un “avance en la modernidad sanitaria de toda esta zona”, según sus palabras, que “se sustenta en una prioridad presupuestaria y un compromiso político”.

“La prioridad por la Sanidad de la Junta de Castilla y León se pone de manifiesto en una dotación presupuestaria superior al 7 por ciento del PIB que preveía el Pacto para la Recuperación. Y, a su vez, el compromiso político con la cohesión territorial de Castilla y León se traduce, en el caso de Ávila, en la mayor inversión de la última década, con un fuerte protagonismo de la sanitaria”, subrayó Fernández Mañueco, quien añadió que “hay que hacer un esfuerzo en todas y cada una de las provincias de nuestra Comunidad autónoma”.

Para el presidente autonómico, “modernizar el sistema de salud en todo el territorio y proteger la salud de las personas de nuestra tierra es nuestra gran prioridad, porque solo a partir de ahí podemos afrontar la recuperación económica”.

El nuevo edificio, “más amplio y moderno”, como indicó el presidente, dispondrá de una superficie construida total de 1.865 metros cuadrados, frente a los 772 metros cuadrados de la edificación actual, con un incremento de 17 a 40 locales o salas útiles, permitiendo “mejorar la calidad asistencial, la accesibilidad y el confort necesario para los pacientes y profesionales no solo de Burgohondo, sino de los trece municipios de esta área de salud”.

Esta nueva instalación sanitaria atenderá a 7.000 habitantes de 13 localidades del Valle del Alberche, y mejorará no sólo la asistencia al concentrar e integrar todos los servicios que ahora se encuentran en varias dependencias, sino también la accesibilidad, pues se trata de un edificio accesible tanto exterior como interiormente, al disponer de rampas con pendiente inferior al 6 por ciento, a lo que hay que sumar dos plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida frente a la entrada.

En este sentido, los edificios se han diseñado para conseguir la máxima comodidad para los pacientes y, por eso, las áreas asistenciales se situarán en la planta baja, con la única excepción del área de salud mental que, junto con el área de apoyo administrativo, se ubicarán en el primer piso.

En total, este espacio estará dividido en 40 salas útiles, en vez de las 17 con los que contaba hasta ahora (por ejemplo, el número de consultas se incrementa de cuatro a doce).

El nuevo centro de Sacyl mejora también los espacios destinados al personal de emergencias, situados en una planta independiente al resto del edificio, con dos dormitorios, una zona de estar y un garaje amplio para la ambulancia de soporte vital básico. Además, la zona de atención continuada del nuevo centro suma una consulta y una sala de curas que no disponía la anterior.

En concreto, la distribución del nuevo centro asistencial para Burgohondo incluye una zona de Consultas, con tres consultas de Medicina de Familia, tres de Enfermería y dos consultas polivalentes, una sala de Técnicas y Curas y una de Procedimientos Técnicos; un área de Pediatría, con dos consultas (pediatría y enfermería pediátrica); una unidad de Psicoprofilaxis obstétrica (preparación al parto), con sala de usos múltiples y consulta de matrona; una sala de extracción de muestras y laboratorio.

Además de la zona de apoyo administrativo y archivo, así como biblioteca, sala de reuniones y área de coordinación, área de rehabilitación, con consulta de fisioterapeuta, sala de cinesiterapia, vestuarios y boxes; área de Atención Continuada, con dos consultas, sala de emergencias polivalente y sala de curas, estar-oficio y tres dormitorios; área de Soporte Vital Básico, con vestuario, sala de estar, dos dormitorios y garaje; y área de Salud Mental, con dos consultas nuevas.

Como novedad se incluye en el proyecto la Unidad de Rehabilitación, con una dotación de una sala de 70 metros cuadrados, box cerrado y consulta del fisioterapeuta. Para la psicoprofilaxis obstétrica se añade una consulta para la matrona que antes no había, y se amplía considerablemente la sala de trabajo para esta especialidad (60 metros cuadrados).