SALAMANCA - SANIDAD
Viernes, 30 de Julio de 2021

La Plataforma por la Sanidad de Béjar (Salamanca) pide sumarse a una próxima manifestación en defensa del Hospital

ICAL - El colectivo alude a los "100 días de vergüenza" por el incumplimiento del compromiso de Verónica Casado

La Plataforma en defensa de la sanidad pública de Béjar y comarca hizo hoy un llamamiento a la ciudadanía para que participe de forma masiva en la manifestación que convocarán próximamente, tras 100 días "de vergüenza" en los que a juicio de este colectivo el Hospital no ha recuperado los servicios que tenía antes de la pandemia del COVID-19. 

"Ya van 100 días de vergüenza. Vergüenza que debería sentir la consejera de sanidad Verónica Casado, que se ha pasado por el forro de sus vergüenzas la promesa hecha, y reiteradamente incumplida, de devolver a Béjar su hospital tal y como estaba antes de la pandemia", manifestó la Plataforma en un comunicado.

También aludió a la "vergüenza" que en su opinión debería haber tenido el vicepresidente, Francisco Igea, cuando llegó a esta localidad para participar en unas jornadas sobre la despoblación, cuando según la Plataforma la Junta está vaciando los pueblos "privándolos de los mínimos servicios esenciales y precarizando la salud de sus habitantes".

"Vergüenza con la que viviremos cada uno de nosotros si seguimos consintiendo que políticos y otros personajes puestos a dedo hagan de la salud un privilegio, se apropien de nuestros derechos y jueguen con la vida de nuestros mayores y el futuro de nuestros hijos", manifestó. "Y en esta sin vergüenza vivimos. Esperando que se haga el primer ingreso tras la desescalada del 21 de abril en el Hospital de Béjar", añadió.

“Créanme ustedes, -dijo el señor Igea a los representantes de la plataforma en defensa de la salud pública de Béjar y Barco de Ávila y Piedrahita-, que si la hospitalización dependiera de la realización de una PCR esto no sería obstáculo para que en su hospital hubiera ingresos”, recordó.

"¡Que desvergüenza la suya! Si eso no es óbice, como nos han hecho creer hasta ahora, y el problema es que quieren que la atención sanitaria sea de calidad, doten a nuestro hospital de los recursos humanos y materiales necesarios para que se cumpla, que para eso pagamos los mismos impuestos", agregó la Plataforma.

"Avergüenza ver con que descaro nos mienten, nos manipulan y nos ningunean con el único objetivo de privatizar los servicios sanitarios, entre otros, sin ningún pudor ni vergüenza", concluyó.