ÁVILA - SANIDAD
Martes, 6 de Febrero de 2024

La Plataforma por la Sanidad Pública de Ávila traslada a la Junta el problemas de las listas de espera

ICAL - Reivindican que se aumente el presupuesto destinado al Sacyl y se dote a la provincia de una unidad de ictus

La Plataforma por la Sanidad Pública de Ávila trasladó a los responsables de la Delegación de la Junta y la Subdelegación del Gobierno el  el problema de las listas de espera para recibir atención médica, que cada vez son más largas y en algunas especialidades como traumatología, cirugía o digestivo son excesivas para lo que debería ser un servicio de calidad. 

El descontento de la población cada vez es mayor en este aspecto, por lo que ponemos en duda los datos ofrecidos por la Junta y el supuesto nivel de satisfacción de los abulenses y de los castellanos y leoneses. "Si la sanidad pública sigue funcionando en nuestra tierra es gracias a los profesionales que se dejan la piel para que la atención que ofrecen sea la mejor posible, aun contando con escasez de medios y de tiempo para dar un buen servicio", resaltó.

En segundo lugar, en la reunión, el colectivo trasladó que el presupuesto que se destina en los presupuestos es “insuficiente” para ofrecer un servicio de calidad. 

En este aspecto, consideró que las condiciones laborales de médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud distan mucho de ser atractivas para aquellas personas que buscan una Comunidad autónoma en la que quedarse a trabajar, con lo que se pierde población y se ofrecen peores servicios, ya que hay una menor ratio de médicos por pacientes. “Esto es especialmente grave en el medio rural, donde la situación del sistema sanitario es desoladora, sobre todo en provincias como Ávila, con una población muy dispersa geográficamente y muy envejecida”, resaltó.

Por último, mencionó otras reclamaciones como el problema de la contratación de médicos sin especialidad, la falta de una unidad de ictus en nuestra provincia o la nula apuesta por la salud mental o la mala situación de la Atención Primaria.

Desde esta Plataforma cívica, abierta a toda la ciudadanía, significó la predisposición de ambas instituciones para escuchar nuestras propuestas, si bien es cierto que es la Junta de Castilla y León quien tiene las competencias en materia sanitaria y a quien se dirigen
principalmente sus reivindicaciones.