VALLADOLID - SANIDAD
Domingo, 4 de Diciembre de 2022

Sacyl abre el abanico de fidelización MIR: ofrecerá trabajar en más de un centro para poder formarse en técnicas punteras y profundizar en investigación

S. Calleja - La Gerencia lanza una encuesta a todos los residentes de último año para escuchar sus demandas y necesidades con el objetivo alcanzar mayor éxito en el nuevo programa

La Gerencia Regional de Salud aguza el ingenio para mejorar la respuesta a su programa de fidelización MIR, y si en la última convocatoria ofreció nuevas ventajas a los residentes de último año para que se quedaran a trabajar en Castilla y León, ya engrasa la maquinaria para una nueva oferta que permitirá a los recién formados poder trabajar en el centro que quieran, pese a no contar con la máxima puntuación. La idea que cierra Sacyl es que puedan ejercer en más de un centro, de modo que se conjuguen las necesidades del sistema con las preferencias de estos nuevos médicos, según avanzaron a Ical fuentes de la Consejería de Sanidad.

Así, aquellos con menor nota que no puedan optar a los grandes hospitales, podrán compaginar su trabajo en centros medianos o más pequeños con el primero de su lista de preferencias. Se barajan varias opciones, por días o por años. De este modo, por ejemplo, su contrato estaría ligado al Hospital de El Bierzo, pero dos días la semana viajarían al de León, o un especialista contratado en el Hospital Virgen de la Concha podría ejercer dos años en este centro y otro en el Complejo Asistencial de Salamanca para profundizar en alguna técnica.

“No todos los especialistas van a poder ir al mismo centro, pero queremos abrir la opción de que puedan combinar un centro pequeño con uno de mayor tamaño en el que poder investigar con otros equipos o ahondar en técnicas de referencia e innovadoras que no tenga el centro asistencial al que están ligados por contrato”, explican a Ical desde Sacyl. El último objetivo es lograr que avancen y se desarrollen profesionalmente, al tiempo que se puedan cubrir las necesidades asistenciales, y que estos tres años de preparación también les permita formarse para aprobar una oposición.

No en vano, en la última oferta Sacyl mejoró las condiciones con un contrato eventual de hasta tres años, en el que un tercio de la jornada está destinado a formación de posgrado e investigación, incluida la preparación de la tesis doctoral, así como la posibilidad de realizar, de forma gratuita, un máster o título propio de alguna de las universidades castellanas y leonesas; la obtención del Diplomado de Salud Pública que desarrolla anualmente el Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León; la participación en proyectos de investigación desarrollados en la gerencia de cada residente o en otra; y estancias formativas relacionadas con su especialidad.

Encuesta “pionera”

Para ver la acogida de esta propuesta, Sacyl se ha puesto ya en contacto con los casi 350 MIR que en mayo concluirán su residencia a través de una encuesta “pionera y sin precedentes” con la que quieren conocer y escuchar sus demandas y necesidades. Esperan lograr que el programa de fidelización tenga el mayor éxito y evitar la fuga de profesionales a otros territorios. De hecho, más del 60 por ciento de los residentes en Castilla y León proceden de otras autonomías, sin arraigo, uno de los motivos que les ‘expulsa’ cuando finalizan la formación.

Esta encuesta, “innovadora” en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, permitirá a la Gerencia disponer de un mapa más realista para adaptar su oferta, evitar la fuga de talento, incluso atraer a especialistas de fuera, puesto que en la próxima convocatoria, también como novedad, Sacyl abrirá su programa de fidelización MIR a todos los que finalicen su residencia en centros e instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud. Dentro de su política de frenar el déficit de profesionales, se trata de captar nuevos médicos ante la vorágine de jubilaciones en algunas especialidades, como ocurre con Medicina Familiar y Comunitaria, pero también pasa por abrir una oportunidad a los estudiantes de Castilla y León que se han formado en universidades de fuera y permitirles que vuelvan a su tierra.

La encuesta con la que Sacyl quiere escuchar a los nuevos médicos se centra en conocer cuáles son los centros donde quieren trabajar como primera, segunda y tercera opción; plantea que si les interesaría estar en urgencias; incluso si les gustaría combinar formación en Medicina de Familia y Comunitaria con Urgencias y Emergencias. También, permitirá conocer cuántos y por qué quieren irse fuera de Castilla y León, para afinar la oferta.

La previsión es que este mismo mes la Gerencia disponga de los resultados para estudiar el mapa de contrataciones y arrancar con la fidelización, de modo que tenga este mismo diciembre, en enero a más tardar, configurada la oferta y arranque el plazo de solicitudes para diseñar todas las alternativas, de modo que antes de mayo los MIR puedan conocer sus opciones. También, se plantea como una estrategia para adelantarse a las ofertas que puedan lanzar otras autonomías.

Los resultados de la última convocatoria del programa fueron “mejorables”, como ha reconocido en más de una ocasión el propio consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. De las 314 plazas ofertadas no se cubrió ni el 25 por ciento, y todo pese a la mejora de las condiciones. En concreto, sólo se cubrieron 74 puestos. En el caso de las especialidades hospitalarias, 57 de 176; en Medicina de Familia, 16 puestos de médicos de Primaria, por debajo de los 128 abiertos, y uno de Pediatría en Primaria, de los diez ofertados, según recogidos por Ical.