SORIA - SANIDAD
Viernes, 2 de Febrero de 2024

SATSE denuncia que la Gerencia Regional no autoriza la renovación del contrato de 48 enfermeras del Hospital de Soria

ICAL - Afirman que muchas llegaron de fuera de la provincia y en verano no se contará con suficiente personal para cubrir los permisos y vacantes

El Sindicato SATSE criticó que la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León impida que se renueven 48 contratos de enfermeras y enfermeros en el Hospital Santa Bárbara de Soria, contratos que han finalizado el 31 de enero y que reforzaban la asistencia en la provincia.

El pasado verano, la Gerencia contrató a 73 enfermeras y enfermeros para reforzar la Atención Especializada de Soria, pero estos contratos finalizaron el día 31 de enero de 2024 y de ellos solo autorizó la renovación de 25.

SATSE Soria alertó de las consecuencias que tiene sobre la asistencia hospitalaria eliminar 48 contratos de enfermeras  (algunos venidos de otras comunidades españolas) porque, además, las ratios de partida de pacientes por enfermera con que cuenta el hospital son “muy ajustadas”.

El Sindicato de Enfermería critica que, en lugar de atraer enfermeras que quieran venir a trabajar a Soria, la Gerencia los “aleje e impida que la asistencia sanitaria esté mejor dotada de profesionales enfermeras”.

Asimismo, la organización sindical advierte a SACYL de la falta de enfermeras suficientes con que puede encontrarse el próximo verano, cuando no pueda contar con profesionales para cubrir las sustituciones de vacaciones y permisos.

Asimismo, recalcó que lleva años demandando que se apruebe una Ley de Seguridad del Paciente -paralizada actualmente en el Congreso de los Diputados-, que establezca unas ratios de pacientes por enfermera que nos igualen con los países del entorno europeo y que sean adecuadas a las necesidades asistenciales existentes.

El Sindicato incidió en que Sacyl “debe tener en cuenta que la ratio de enfermeras y enfermeros en el Complejo Asistencial de Soria está muy alejada de la considerada segura en Europa”. Y es que, hay unidades de hospitalización en Soria que cuentan con 14 pacientes que son atendidos por una sola enfermera, cuando ese número de pacientes no debería sobrepasar los seis u ocho, añadieron.

El Sindicato de Enfermería recordó que distintos estudios científicos internacionales ya han demostrado que la reducción en el número de enfermeras incide negativamente en el aumento de la mortalidad y la morbilidad, algo que no puede obviar la Gerencia Regional de Salud.

Por último, también criticó que estas decisiones suponen una mayor sobrecarga de trabajo para las enfermeras y enfermeros en el hospital y, por tanto, repercuten muy negativamente en su salud, ya que se ven sometidas a un enorme estrés para poder garantizar la asistencia sanitaria.