VALLADOLID - SANIDAD
Miércoles, 15 de Marzo de 2023

La segunda onda de gripe encadena cinco semanas al alza y tiende a estabilizarse por la caída de la incidencia en niños

ICAL - Castilla y León anota un repunte moderado entre la población de 25 a 44 años, con una incidencia superior a los 200 casos por cada 100.000

La segunda onda de gripe, algo inesperado a las puertas de la primavera, encadena cinco semanas al alza en Castilla y León, con una tasa de incidencia que se sitúa por encima del umbral epidémico, y que alcanza las cifras más elevadas de esta temporada. En concreto, la incidencia está en los 148 casos por cada 100.000 habitantes, por encima de los 128 de hace una semana. Así lo pone el último informe de vigilancia de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León, recogido por Ical y correspondiente a la décima semana del año, del 6 al 12 de marzo.

La onda, ocasionada por la cocirculación de virus del tipo AH1 y B, tiende a estabilizarse por la caída de incidencia en la población pediátrica, que ha pasado de una tasa de 550 casos, a algo más de 450 por cada 100.000 niños de entre cinco y 14 años. También, se ha reducido de manera significativa entre los menores de cuatro, y entre los de 15 a 24, en unos 350 casos en el primer grupo, que hace una semana estaban por encima de los 500, y con 100 en el segundo, cuando hace siete días registraban hasta 300 casos por cada 100.000 habitantes.

Por el contrario, sí se observa cierto aumento entre los de 25 a 44, con más de 200 casos por cada 100.000 habitantes, aunque se trata de un aumento moderado, como ocurre con la horquilla de los que tienen entre 45 y 64, por encima de los 100 casos; entre 65 y 74, que están en unos 50, y los mayores de esta edad, donde la circulación del virus es prácticamente inapreciable.