Miriam Chacón /ICAL - El Grupo Socialista de las Cortes analiza con UGT propuestas en materia de Sanidad
VALLADOLID - SANIDAD
Jueves, 4 de Julio de 2024

UGT apuesta por una reorganización “global” de la Atención Primaria e incentivar las plazas de difícil cobertura

ICAL - El sindicato demanda un pacto social para mejorar la calidad de la sanidad pública y así no depender de los resultados de las elecciones

La Unión General de Trabajadores (UGT) en Castilla y León aprovechó hoy una reunión con el Grupo Parlamentario Socialista para demandar la Junta una reorganización “global” de la Atención Primaria e incentivar las plazas de difícil cobertura, ante los problemas que tiene la Consejería de Sanidad para lograr que los profesionales acudan a las consultas de determinadas zonas del medio rural.

Marta Vian, de la Secretaría regional de Sanidad de la Federación de Servicios Públicos de UGT, apostó por un pacto social para mejorar la calidad de la sanidad pública y así no depender de los resultados de las elecciones. En concreto, hizo hincapié en la Atención Primaria, que está más en “decadencia”, que pasaría, por ejemplo, por incentivar a los tutores de Medicina Familiar y Comunitaria. “Se contratan a profesionales sin especialización, lo que trasmite a los médicos que no es necesaria esa formación. Luego, nos quejamos que los recién licenciados no eligen la Atención Primaria, pese a que es donde hay un mayor déficit, hay menos profesionales y donde peor se les trata”, aseveró.

Vian lamentó, según recogió la Agencia Ical, que el empeoramiento de la Atención Primaria se acumula “década tras década”, entre otras cosas por que el Ejecutivo autonómica opta por destinar los Presupuestos de la Comunidad a la Atención Hospitalaria en lugar de potenciar la Primaria, que consideró es la “base” del sistema sanitario. “El mejor momento para plantar un árbol era hace 20 años pero el segundo mejor momento es ahora por que la sanidad está en una de sus peores épocas”, sentenció.

El procurador socialista Diego Moreno reconoció que el PSOE coincide con UGT, tanto en el diagnóstico como en “muchas” las soluciones para reforzar la sanidad pública y evitar que suceda “lo que todos los sectores aventuran”. “De ser así y si no se ponen medidas claras para fortalecer el sistema público de salud, es muy posible que muchos de los servicios se suspenderán”, precisó. Eso sí, recordó que el Partido Socialista ha denunciado esta situación desde hace más de diez años, cuando empezaron los “recortes” del PP en la sanidad de Castilla y León, y ya se preveían los problemas de falta de personal en determinadas especialidades y plazas. “Pusimos sobre la mesa muchas propuestas pero, sorprendentemente, a la Junta no le interesan por que tiene otros intereses que cualquiera se puede imaginar”, añadió.

Citó los incentivos a las plazas de difícil cobertura, tras reconocer que los profesionales no desean ir a determinados lugares a trabajar en el medio rural. Señaló que la Junta aprobó un decreto en 2019 para cubrir esas plazas pero ha estado cinco años sin aplicarse, mientras cada vez hay más. “El PSOE cree que no se ha llevado a la práctica por que no había interés en ocupar esas consultas y así abandonar la sanidad rural”, advirtió.

Es por ello que el Grupo Parlamentario Socialista pidió al consejero de Sanidad que se dejen de “florituras” y tirar la pelota al tejado de otras administraciones. No en vano, subrayó que la Junta de Castilla y León tiene recursos y competencias para poner soluciones encima de la mesa. Además, reclamó que trabaje con una estrategia a largo plazo y no de manera coyuntural. “Sabemos que formar a un médico o un enfermo no es una cuestión de uno o dos años por que llevan entre cinco y diez años, con lo cual si queremos a solucionar la sanidad pública hay que empezar a poner las medidas cuanto antes y eso es ahora”, concluyó.

Vian apuntó que, de momento, solo han mantenido la reunión con representantes del Grupo Parlamentario Socialista aunque esperan cerrar encuentros con el resto de los partidos políticos en las Cortes para presentar sus propuestas. “UGT cree en la sanidad pública aunque toma unos derroteros bastante nefastos, ante la falta de diálogo en las mesas sectoriales que no se convocan y no hay las negociaciones necesarias”, alertó.