Leticia Pérez /ICAL - Los secretarios generales de UGT y CCOO Castilla y León, Faustino Temprano y Vicente Andrés, junto a la secretaria autonómica de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Ana Fernández de los Muros, y el secretario de UGT Servicios Públicos, Tomás Pérez Urueña, informan sobre la situación en la que se encuentra el convenio de los trabajadores del transporte sanitario en la Comunidad y con la intención de presentar su propuesta de internalización del sector
VALLADOLID - SANIDAD
Viernes, 15 de Octubre de 2021

UGT y CCOO plantean a la Junta la gestión pública del transporte sanitario en 2022 para garantizar la calidad y mejorar las condiciones laborales

ICAL - Creen que la reversión podría ser financiada con Fondos Europeos y se podría implantar, incluso con fases

UGT y CCOO Castilla y León proponen al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, la reversión de la gestión del transporte sanitario en la Comunidad para que vuelva a estar en manos de la Junta en 2022 y se garantice así unos salarios justos a sus trabajadores y un servicio más accesible y de mayor calidad en la Comunidad. 

Los secretarios generales de UGT y CCOO Castilla y León, Faustino Temprano y Vicente Andrés, respectivamente;  la secretaria autonómica de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Ana Fernández de los Muros, y el secretario de UGT Servicios Públicos, Tomás Pérez Urueña, analizaron hoy la situación en la que se encuentra el convenio de los trabajadores del transporte sanitario en la Comunidad y con la intención de presentar su propuesta de internalización del sector.

El próximo año la Junta de Castilla y León deberá negociar con las concesionarias del servicio de transporte sanitario la nueva adjudicación, por lo que los sindicatos creen que es ahora cuando se debe de plantear la propuesta para la internalización y gestión pública del servicio, tal y como ocurre en otras comunidades autónomas como Baleares y Madrid, que tiene un servicio mixto. Asimismo, no descartan que la reversión del servicio pudiera hacerse de forma progresiva, es decir por fases, y que se financie  con Fondos Europeos.

Los sindicatos presentaron ya una propuesta a la Consejera de Sanidad para internalizar el servicio de transporte sanitario. Los trabajadores del sector se movilizan en defensa de un convenio justo porque, actualmente, perciben el salario más bajo del país en el sector.

Faustino Temprano significó que se trata de un servicio de vital importancia para la protección de la salud de los castellanos y leoneses y el buen funcionamiento del servicio se debe exclusivamente a la voluntad de los trabajadores que lo ofrecen. “Hay muchos hombres y mujeres que abandonan nuestra Comunidad porque no cuentan con calidad de vida ni oportunidades laborales. Por eso, en nuestra propuesta, presentamos un plan viable de creación de un servicio internalizado que ofrezca oportunidades laborales dignas a los ciudadanos de nuestra Comunidad”, precisó.

Los 2.000 trabajadores que desempeñan su función en sistema de transporte sanitario ahora concesionado cobran de media 1.100 euros (conductor de ambulancia) y 900 los camilleros, frente a los 1.300 de la media de España, por los que son, según Faustino Temprano, “los peor pagados del país”.

Los sindicatos denuncian que los trabajadores están mal pagados y  realizan un 60 por ciento de horas extraordinarias, no reconocidas, lo que podría dar lugar a nuevos puestos de trabajo.

Al respecto, Pérez Urueña aludió a la actual situación del personal del transporte sanitario en la Comunidad. “Somos un sindicato que creemos en lo público, pese a que han estado demonizados a raíz de la crisis económica. Por eso, nunca renunciaremos a que este servicio público esté gestionado por lo público. No obstante, mientras esté gestionado por empresas privadas, tenemos que negociar las condiciones en la que los empleados desempeñan su labor”, señaló

Ana Fernández, por su parte, aseguró que el sector vive en un conflicto permanente y, pese a todo, el servicio funciona gracias a sus trabajadores . “Pese al exceso de jornada, de horas no compensadas que deberían suponer, además, generación de empleo y nuevos puestos. El dinero que tendría que estar destinado a dar solución a esta situación de los trabajadores, está sirviendo para tapar los agujeros de la deficiente gestión de las empresas concesionarias. Por eso hemos presentado la moción en la Mesa del sector en la Consejería de sanidad: para conseguir una gestión pública y directa”, argumentó.

De acuerdo con la moción presentada por ambos sindicatos, “la gestión pública podría repercutir en una subida salarial, mayor calidad y flexibilidad en su gestión para que pueda llegar realmente, a todos los rincones de Castilla y León”.

Vicente Andrés indicó que hace unos días ambos secretarios generales tuvieron la oportunidad de enviar la propuesta al presidente de la Comunidad al considerar que es es el momento de recuperar la gestión de los servicios esenciales desde lo público, y garantizó que los actuales trabajadores de las concesionarias públicas tendrían la oportunidad de subrogarse al nuevo modelo. “Actualmente, el servicio de transporte sanitario es un servicio deficiente con los trabajadores peor pagados de España. Es el momento de rescatarlo y garantizar un servicio público de calidad a nuestra Comunidad”, concluyó.