Rubén Cacho /ICAL - La secretaria de Sanidad UGT SP CyL, Rosa López; el secretario Acción Sindical de UGT SP Zamora, Jerónimo Cantuche (D), y el secretario Sanidad de UGT SP Zamora, José Mª Barbón, denuncian el incumplimiento del plazo de publicación de la bolsa de empleo de celadores por la Consejería de Sanidad
VALLADOLID - SANIDAD
Miércoles, 10 de Julio de 2024

UGT denuncia la "inoperancia" en la gestión de las bolsas de empleo y pide crear un servicio administrativo dentro de Sacyl

ICAL - Aseguran que hay más de 30.000 profesionales afectados en la bolsa de celadores, cuyo listado se remonta a 2021, lo que genera una "responsabilidad patrimonial” desde la Administración

UGT denunció la “inoperancia, incapacidad e inutilidad” de la Consejería de Sanidad en la gestión que hace de la bolsa de empleo de todas las categorías de Sacyl, con especial incidencia en el caso de los celadores, con más de 30.000 profesionales afectados, además de destacar los “problemas” que sufren los solicitantes, al ser personas a las que “no se les contrata y se genera una responsabilidad patrimonial” desde la Administración autonómica por “incumplir sus propias normas”, lo que deriva en un “daño económico”.

Así, la secretaria de Sanidad UGT de Castilla y León, Rosa López, explicó que la orden por la que se constituyen las bolsas y donde se regulan las bases comunes establece que a lo largo de cada año natural se produce una fecha de corte donde se realiza una convocatoria para reflejar los nuevos méritos de los candidatos que quieran participar. Es decir, todos los años debe existir una convocatoria, algo que “no se cumple”, ya que el procedimiento de gestión de los nuevos candidatos dura hasta cuatro años para publicar los listados definitivos de cara a la contratación.

Por ello, consideró que es “muy importante” abordar esta problemática al ser la “herramienta de transparencia” a la hora de llevar a cabo contrataciones. En el caso de los celadores, la última publicada corresponde a 2021, por lo que actualmente no se ha publicado el listado definitivo de candidatos de dicha bolsa, razón por la que se llama por la bolsa de corte que se realizó en 2021, lo que provoca que “no se puedan realizar contrataciones” por dicho método.

Contar con determinada formación sirve para ganar puntos a la hora de incorporarse a estas bolsas, los cuales son pagados del propio bolsillo de los profesionales y tienen una caducidad de diez años, por lo que el tiempo que pasa desde que se produce la solicitud es un margen que se pierde, apuntó por su parte el secretario Acción Sindical de UGT SP Zamora,  Jerónimo Cantuche.

Personal propio

Canuche aseguró que hay una “gestión ineficaz”, porque hay muchos cargos y responsables dentro de Sacyl, pero “no se cuenta con personal suficiente” para poder gestionar estas bolsas de empleo. De esa forma, destacó la necesidad de crear un servicio administrativo propio dentro de la Gerencia Regional de Salud para que pueda tramitar dichas bolsas, la carrera profesional y las convocatorias y concursos públicos y procedimientos en los que haya un número “ingente” de solicitantes.

Afirmó sentir “envidia” de otras comunidades autónomas donde no sólo hay servicios propios administrativos, sino que hay implementados “programas informáticos adecuados” para que los participantes puedan introducir directamente todos sus méritos y el propio sistema los valora, aclaró.

Ante este problema, detalló que Sacyl deriva dicha gestión a las diferentes gerencias provinciales, como ocurre con el caso de los celadores, tramitada desde Palencia para un total de 30.000 solicitudes a nivel autonómico, donde solo había un auxiliar administrativo para valorar los méritos de los candidatos, persona que fue reforzada más tarde por otro compañero a media jornada. Algo que produce esperas desde 2021, aunque “no hay decisión ni acción desde la Consejería de Sanidad”.

Situación extrapolable a otras categorías, como ocurre con la de auxiliar administrativo, con aplicación de la bolsa de 2021; TCAES y enfermería, con la de 2020; y Médico de Familia, la que más “al día está”, con la bolsa de 2023, pero sin salir el corte de 2024. “No hay ninguna categoría de Sacyl que cumpla con el criterio establecido en la norma que marca este aspecto”, dijo.

Bolsa cero

Desde UGT dejaron claro que se busca que haya “igualdad de oportunidades” dentro de las bolsas en relación con los principios de “méritos, igualdad, capacidad y libre concurrencia” en el establecimiento anual de dicho método. “No quiere decir que con los cortes que se tienen que hacer anualmente vaya a aumentar el número de participantes, pero lo importante es que se valore a todos los integrantes y establezca el orden respectivo en función de su puntuación y méritos con los que cuentan tras la experiencia y la formación lograda”.

Todo ello con el fin de evitar “discriminación”, porque “mucha gente no aparece en la bolsa porque no existe es listado y, por ende, no se les llamará”. Debido a ello, muchas de las bolsas están “agotadas” y la gerencias provinciales están recurriendo a la denominada bolsa cero, donde los profesionales se apuntan a ellas y se les llama “sin ningún tipo de criterio”, mientras que la bolsa que debería de figurar a raíz del corte de 2021 está pendiente de publicación en 2024, lamentaron.

De esa forma, existe un “incumplimiento de los plazos y de la igualdad con la bolsa cero”, lo que, de manera global, genera “problemas en los solicitantes”, al ser personas que no se les contrata y que da lugar a una “responsabilidad patrimonial”.

Razón por la que el secretario Sanidad de UGT SP Zamora, José Mª Barbón, remarcó que a los trabajadores integrantes de las bolsas a los que les correspondería un contrato y no se les ofrece, se les “causa un trastorno y una ilegalidad”, por lo que desde UGT animaron a todos ellos a “denunciar la situación”, ya que Sacyl “sólo entiende de jueves y cumplen cuando pierden un juicio”.